Sobre Taiwán

Situación Geográfica

Taiwán está situada al sureste de China continental, y tiene como países vecinos al norte, Japón y las islas Ryukyu, al oeste, China continental, y al sur, Filipinas. Es una isla alargada en dirección norte-sur, con una extensión de unos 36.000km2, y se encuentra a sólo 3 ó 4 horas de vuelo de las principales ciudades de Asia, como Tokio, Pekín, Shanghái, Hong Kong, Manila, etc. Gracias a su red de comunicaciones aéreas bien desarrollada es un lugar muy cómodo de visitar.

La República de China se fundó el año 1912 y es la primera república democrática de Asia. En el año 38 de la República (1949) el gobierno de la República de China se trasladó a Taiwán controlando además las Islas Penghu, Jinmen, Mazu, y los archipiélagos de Dongsha, Zhongsha y Nansha.

En el siglo XVI, los portugueses al divisar desde el mar esta isla de llamativo verdor y belleza, la llamaron “Formosa”. Las dos terceras partes de la isla la ocupan montañas, y es uno de los países más montañosos de la tierra con una gran riqueza ecológica y muy apta para el montañismo. La cordillera Central se extiende de norte a sur en toda la isla, dividiendo los ríos en dos vertientes oriental y occidental. La montaña más alta, el Monte Jade (Yushan), llega a los 4.000m de altura, y es el pico más alto del sudeste asiático.

Pueblos y Costumbres

Debido a un variado trasfondo histórico, la cultura de la isla es muy diversa y rica. En el desarrollo histórico de Taiwán han intervenido pueblos aborígenes no chinos, primitivos colonos chinos fuchieneses y hakas, los holandeses, los españoles, los japoneses y modernamente los chinos continentales. En Taiwán, como se han preservado las culturas tradicionales, se pueden ver la cultura aborígen, la china y la propia taiwanesa, a la vez que existen restos históricos dejados por los holandeses y japoneses.

Cultura Tradicional

Si quieres conocer y experimentar las diversas facetas de una cultura de cinco mil años, o vivir la vida alegre y armoniosa de la sociedad taiwanesa, no dejes de visitar esta isla. Podrás disfrutar de fiestas y festivales populares, de diversidad de ceremonias de diferentes creencias, y del arte tradicional o moderno. En cualquier calle o calleja, y en cualquier momento de la vida diaria, podrás contemplar las ricas manifestaciones del arte de la isla. Además, en todas las regiones, sea en el norte, centro, sur, o este de la isla, y hasta en las islas alrededor de Taiwán, podrás observar las peculiaridades de cada lugar, que hacen de Taiwán un lugar atractivo y encantador.